de Alemania

Galletas de Navidad alemanas

 

Recetas de varias galletas para hacerlas el 6 de diciembre, día de San Nicolás.  Esta costumbre la adquirí en Japón cun mias amigas  japonesas que hacían cursos de cocina en alemán. Estas Señoras a las que adoro: Ikuko Fudji, Keiko y Tanaka san, de alún modo estaban conectadas con alemania con su idioma y costumbres. Daban clases de cocina tradicional japonesa para la comunidad alemanoparlante. Estuve con ellas todos mis años en Japón. Cuando llegaba diciembre hacíamos una jornada de galletas alemanas. Les quedaban unas cajas increiblementes bellas de galletas. Gracias Tsudoi.

 

Continuar leyendo

Pastel alemán de carne picada

Esta receta me la preparaba Frauke, la mujer de Uwe, los dueños de una granja de vacas donde hice una práctica un verano en Krograspe. Entre ellos hablaban Plattdeutsch, un dialecto del alemán. Aquí tenían su huerto, la leche y productos lácteos de su cooperativa, la carne de las vacas propias y los mercados locales...se comía maravilloso. Los recuerdo con mucho cariño.

Continuar leyendo

Kartoffelsalat - Ensalada de patatas con rábanos y rúcula

La Kartoffelsalat para los alemanes es como nuestra ensaladilla, siempre hay alguien que la lleva a una reunión. En Alemania existen unas patatas exquisitas que se dan muy bien para hacer laa ensaladas y que se deben de cocer pero no mucho para que queden enteras y luego pasarlas por aceite. Particularmente me encanta esta ensalada cuando no le ponen mayonesa y usan un vinagre de manzana con algo de azúcar para hacer la vinagreta. Esta ensalada que les presento la probé en el Travemunde con camarones cocidos. En esta ocason quería hacerla vegana, ya que me parece muy interesante también.

Continuar leyendo

Jägerkohl - Guiso con col y carne

Otra receta sencilla de preparar y  económica. A veces sistituyo el bacon por salchichas, como hacen en tantas casas alemanas.  Mi toque personal en esta receta es que he sustituido la mantequeilla para freir o la grasa de cerdo por aceite de oliva.

Continuar leyendo

Bratkartoffel... clásicas y siempre bienvenidas

Las patatas son el acompañamiento en cada mesa. Las patatas las comen de todas las formas, cocidas, en puré, fritas, rellenas... Y he de decir que la mejor tortilla de patatas que he hecho en mi vida fue gracias a las patatas que acababa de coger de la tierra y a los huevos de las gallinas que había en la granja donde trabajaba en Krogaspe, al norte del país. Ese plato a pesar de ser sencillo tiene su truco.

Continuar leyendo

Sopa de queso con puerro alemana

La primera vez que fui a la Selva Negra, alquilé una casa y cerca estaba el restaurante del pueblo. No había más que una calle con 8 casas y ese restaurante. Era un sitio muy pintoresco y para los que íbamos a la zona a andar y disfrutar de los paisajes era visita obligada. Aquí probé esta sopa y durante años he tenido el sabor en mi memoria. El año pasado en uno de mis viajes a mi tercera patria, la descubrí en un restaurante de nueva cocina en un museo. Conseguí sacarle un poco de información al cocinero, y yo aporté el resto investigando y haciendo pruebas en casa.

Continuar leyendo

Grüne Sosse - Salsa verde con huevos de Fráncfort

Pasé 5 años en Francfort, una época muy linda. Vivíamos a dos pasos del Dom y a 10 minutos de Sachsen Hausen, el barrio más típico de la ciudad, donde se localizan las sidrerías más antiguas. Si algo caracteriza a estas tabernas es la “simpatía” de los camareros y que la sidra sólo empieza a saber bien a partir del tercer vaso. Por suerte, las especialidades gastronómicas hacen olvidar estos dos pequeños detalles.

Una de ellas es la salsa verde con huevos. La historia dice que la salsa acompañaba a huevos y patatas cocidas, pero es tan rica que se ha convertido ella misma en el pato principal y son ahora los huevos y las patatas los que la acompañan. La salsa verde la componen 7 hierbas y aunque puede resultar un poco difícil conseguirlas todas en nuestros mercados, el resultado merece la pena.

Continuar leyendo

Zwibelkuchen Pastel de cebolla

En septiembre u octubre comienzan los primeros vinos al salir al mercado. Son finos de esa cosecha, sin tiempo alguno de haber producido alcohol. Se venden sin tapón, solamente con la caperuza de aluminio. La tradición es tomar pastel de cebolla con este vino. Tuve varios años en los que estas reuniones eran sagradas, y una alegría recibir el otoño con vino, un pastel y amigos.

Continuar leyendo

Tarta sencilla de queso alemana

En casa no tomamos normalmente postres o tartas, ya que a mí no me llaman la atención... Uno de mis hijos, cuando hago la tarta del año por su cumpleaños, me lo agradece y me da cien veces las gracias por poder comerla en casa. Esta tarta es muy sencilla y era de las clásicas que había en casi todas las reuniones espontáneas en el quinquenio que pasé en Fráncfort. Originalmente la tarta es así: sencilla, así que mi hijo aprendió a hacerla y le puso una mermelada casera de frutas rojas que teníamos en casa. La tarta ahora es un pedazo de tarta y lo mejor ... ¡tengo a alguien en casa que prepara sus caprichos!

Esta tarta se puede hacer también con la base de levadura fresca.

Continuar leyendo

Masa de levadura alemana

En la cocina alemana existe una masa que se usa muchísimo, tanto salada como dulce. La base es el requesón. Realmente esta receta tiene el doble de cantidad, pero a mí me gusta en todo la masa delgada, y siempre uso esta proporción para que no me sobre.

Continuar leyendo

Das Mett - Tartar de carne estilo alemán

Carne picada de cerdo con especias muy típica también de Suiza. Los días de mercado siempre hay un charcutero que lo ofrece en su puesto con un vino blanco o una cerveza... Nada como empezar el día bien comidos.

Los carniceros hacen su propia mezcla y le añaden las especias, que es lo que la hace más o menos querida. Suelo utilizar un 70 por ciento de carne sin grasa y un 30% de la parte de la panza. La paso dos veces por la picadora para que la textura sea más agradable. Esta receta es la base de muchas recetas alemanas como la sopa de puerros y champiñones.

Continuar leyendo